05:12:04 Lunes, 19 Agosto 2019

Lo bueno de Gran Canaria es que, si está cansado de playas y deportes acuáticos, también hay una gran oferta tierra adentro. Una de las actividades de ocio que más popularidad está teniendo desde hace poco es caminar o, para los que deseen ponerse a prueba, hacer senderismo o trekking.

En un intento de diversificar el turismo en la isla, el Cabildo Insular de Gran Canaria invirtió en la recuperación de los Caminos Reales, reabriéndolos al público. Estas antiguas rutas, que en su día fueron el único modo de recorrer la zona interior, parten de la Cruz de Tejeda y se irradian hacia todos lados, cubriendo la mayor parte de la misma. Casi 660 km² de la isla son terreno protegido, al que la mayoría de estos caminos dan acceso. Algunos de ellos son de nueva construcción y otros son muy difíciles, incluso con zonas para escalar, aunque muchos son fáciles y accesibles.

Las condiciones atmosféricas en las montañas pueden diferir de las costeras, así que asegúrese de ir preparado para un cambio brusco en la temperatura y comience su sendero equipado con buen calzado, ropa de abrigo, comida, mucha agua, protector solar y un buen mapa. Asimismo, le recomendamos que nunca camine solo en estos parajes normalmente desiertos y abruptos, en caso de que se produzca un accidente. También sería buena idea llevar un teléfono móvil, por si surge alguna emergencia.

Caminar o hacer senderismo es una gran manera de explorar los paisajes menos conocidos y vírgenes y de ver la asombrosa belleza de la antigua Gran Canaria.