05:46:31 Miércoles, 19 Junio 2019

El nombre de Gáldar proviene del antiguo “Agáldar”, que significa “Ciudad Real”. Al haber sido en su día centro neurálgico de la civilización aborigen de la isla, es rica en yacimientos arqueológicos. Los castellanos fundaron la actual ciudad tras la conquista en 1484. Previamente fue el trono de Tenesor Semidán (más tarde conocido como Fernando Guanarteme), uno de los dos monarcas guanches de la isla, por lo que Gáldar está muy orgullosa de su herencia, como atestiguan los nombres indígenas de muchas de sus calles. Esta ciudad norteña fue, asimismo, la capital de la isla antes de Las Palmas de Gran Canaria.

Hoy en día es una ciudad grande y animada que se extiende a los pies de la Montaña de Gáldar. Posee una plaza muy bonita, la Plaza de Santiago, donde está la Iglesia de Santiago de los Caballeros, de estilo neoclásico, frente al yacimiento de la antigua corte real y a un pequeño fortín castellano. La construcción de esta enorme iglesia de tres naves comenzó en 1778 pero no se completó hasta mitad del siglo XIX. Son de destacar una pila verde del siglo XVI y las estatuas de Cristo y de la Virgen, ambas obras de José Luján Pérez.

En la misma plaza se encuentra el ayuntamiento, en cuyo patio se puede ver un gigantesco drago, que según se cuenta fue plantado en 1718, por lo que sería uno de los más vetustos del archipiélago.

Traslados del y al Aeropuerto
Teror
Puerto de las Nieves

El mayor atractivo de Gáldar, sin embargo, es el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, que contiene numerosas y coloridas pinturas geométricas aborígenes y que fue descubierta en 1873. Tras sufrir varias obras de conservación entre 1970 y 1974, se cerró al público en 1982 con el fin de prevenir que las pinturas quedaran destruidas a causa de la humedad. Sin embargo, se volvió a abrir en julio de 2006.

A los amantes de la playa les encantará saber que si hacen un pequeño desvío hacia Sardina del Norte encontrarán la joya de la corona de la costa norte en miniatura, ya que posee una cautivadora playa de arenas doradas con numerosos restaurantes donde podrán degustar deliciosas sardinas recién hechas.

De camino a Artenara encontrará la Caldera de Los Pinos de Gáldar, un enorme cráter formado durante las últimas erupciones volcánicas en la isla. Desde este punto tendrá maravillosas vistas sobre toda la costa norte.

A 2 km al norte de Gáldar se encuentra otro importante yacimiento aborigen: un cementerio del siglo XI conocido como el Túmulo de la Guancha. En 1936, una excavación arqueológica descubrió el último lugar de descanso conocido de los nobles guanches. En esta tumba, conocida como “la tumba real” y construida a base de enormes bloques de lava, yacen los cuerpos de 42 personas, que presumiblemente pertenecieron a la nobleza indígena de la época. En el Túmulo existen otras 30 estructuras arqueológicas.

Arucas
Equitación
Palmitos Park