06:48:20 Miércoles, 22 Agosto 2018
Despejado

20°C

La pintoresca villa de Santa Lucía le encantará con sus casas albeadas y su abundancia de palmeras. Está situada en las estribaciones altas del fértil valle de Santa Lucía de Tirajana.

Durante el siglo XIX la población de esta fue muy pequeña y estaba muy aislada entre sí, por ello dentro de los límites del municipio también encontrará el pueblo de Sardina y las ciudades costeras de Doctoral y Vecindario. Después de que se introdujera el cultivo del tomate en las zonas del litoral del municipio, además del impacto del boom turístico en la década de 1960, la población creció vertiginosamente. Muchos de los trabajadores de los complejos turísticos del sur han preferido instalarse en esta comarca, ya que los precios de la vivienda eran mucho más baratos.

En lo más alto de la colina se yergue la Iglesia de Santa Lucía, creada en 1898 en el mismo lugar donde se encontraba una capilla del siglo XVII. Su imponente cúpula recuerda a una mezquita desde lejos.

El pueblo de Santa Lucía también presume de un museo pequeño pero muy importante, el Museo del Castillo de la Fortaleza, que posee yacimientos arqueológicos de objetos guanches de la zona, además de aperos de labranza, prendas de cuero y esqueletos.

Muy cerca descubrirá la Fortaleza Grande, una formación rocosa con una forma que se asemeja a una misteriosa fortaleza, uno de los últimos lugares donde los aborígenes pudieron resistir durante la Conquista. La leyenda dice que en 1438 muchos rechazaron la idea de convertirse al cristianismo y en su lugar se arrojaron al vacío desde estas mismas rocas. En conmemoración de este hecho histórico, cada 29 de abril se lleva a cabo una ceremonia en la meseta a los pies de la Fortaleza.

A lo largo de la costa, la primera playa que encontrará será Pozo Izquierdo, una de las principales sedes del Campeonato del Mundo de Windsurf, además de poseer el Centro de Interpretación Marítima.