11:04:01 Domingo, 15 Diciembre 2019

Las Islas Canarias presumen de poseer casi 2000 especies diferentes de plantas, de las que aproximadamente unas 700 son endémicas. Muchas de ellas solamente las conocerán los amantes de la botánica, pero su belleza, sus espectaculares formas y sus ricos colores se pueden observar por toda la isla y las puede apreciar todo el mundo.

En las zonas más montañosas, a altitudes de más de 1000 metros, encontrará el Pino Canario (Pinus canariensis), que puede llegar a crecer hasta 60 metros. Se trata de un enorme árbol de hoja perenne con una corteza resinosa que le permite sobrevivir a incendios forestales y durar cientos de años. Sus agujas pueden alcanzar entre 15 y 30 cm. La Palmera Canaria (Phoenix canariensis) habita en zonas de arbustos y semidesérticas. Se utiliza como planta ornamental, aunque da una pequeña cantidad de frutos comestibles, parecidos a los dátiles. Una de las especies más raras que se pueden encontrar en Canarias son los Dragos (Dracaena draco), que crecen muy despacio, pueden tener uno o varios troncos, llegan hasta los 12 metros y poseen unas densas hojas que forman una suerte de paraguas en la copa. Suele tardar 10 años en alcanzar un metro de altura y hay muchos y hermosos ejemplares en las islas, incluyendo el famoso y vetusto Drago de Tenerife, situado en Icod de los Vinos, que se cree que puede llegar a tener más de 1000 años.

Uno de los habitantes más comunes de los bosques de laurisilva es el Acebiño (Ilex canariensis), un árbol de hoja perenne, cuya corteza posee propiedades medicinales, según cuenta la tradición. El Alhelí del Teide (Erysimum scoparium) es un arbusto herbáceo endémico de las zonas de alta montaña que posee flores de un color malva pálido.

Geografía
Puerto de Mogán
Telde

Otra planta propia de las islas es el Cardón (Euphorbia canariensis), un árbol similar a los cactus, con porte candelabriforme y flores verde rojizas. El Tajinaste Blanco (Echium decaisnei) es una variedad endémica de la borraja, con hojas oblanceoladas y pequeñas flores blancas, que también se da en zonas rocosas y secas. Las rocas basálticas de la costa a menudo están cubiertas por otros tipos de especies muy concretas, como la carnosa Lechuga de Mar (Astydamia latifolia), que florece a comienzos de primavera, o la decorativa Tabaiba Dulce (Euphorbia balsamifera), que se puede ver principalmente en zonas semidesérticas.

Estos son solo algunos de los ejemplos que hemos elegido de la abundancia de plantas propias de la isla que se pueden ver en sus diferentes microclimas. Además de las especies endémicas, encontrará muchísimas importadas de todos los rincones del mundo en el Jardín Botánico Viera y Clavijo, situado en Tafira (cerca de Las Palmas), y en la Cactualdea (el Parque de Cactus de San Nicolás de Tolentino). Verá más información del Jardín Botánico y de la Cactualdea en nuestra guía haciendo clic en “Cosas que Hacer” y luego en “Parques Recreativos y Temáticos”. Al recorrer la isla durante sus vacaciones verá una enorme variedad de plantas coloridas y exóticas en su esplendor floreciendo en su ambiente natural.

Santa Lucía de Tirajana
Jardín Botánico
Pico de Las Nieves